¿Casarse en invierno?

Aunque se creía que el sector de las bodas era de dominio única de las estaciones más calurosas, parece que cada vez más parejas se atreven a dar el paso a temperaturas bajo cero, y aunque en España aún nos parezca algo extraño, no lo es tanto fuera de nuestras fronteras. Prueba de ello es la celebración de la edición invernal de la New York Bridal Week.

Pero…¿qué implica casarse en invierno?

1. Para empezar, implica un ahorro considerable en la factura total de tu enlace. Tanto proveedores como espacios cuentan con una mayor disponibilidad en estas fechas al ser de menor ocupación, e incluso pueden conseguirse grandes descuentos y ofertas por los mismos servicios. Esto te dará la posibilidad no sólo de contar con más fondos para hacer las cosas que siempre soñaste sino una mayor oferta donde elegir y poder contar con proveedores que de verdad entienden y crearán la experiencia que deseas.

Imagen2. Realizar una boda en invierno supone no sólo tener en cuenta la parte económica sino también aspectos como

  • Avisar con mayor antelación a los invitados ya que sus fechas no serán tan flexibles como en verano.
  • El horario: en invierno oscurece antes por lo que tu programa deberá comenzar antes de lo habitual para aprovechar al máximo las horas de luz.
  • El acondicionamiento: si bien es cierto que tendrás una mayor gama de espacios donde elegir, no lo es menos que el cambio de temperatura y luz te obligarán a ser muy consciente del buen acondicionamiento de la localización, para que tenga una temperatura adecuada a sus dimensiones y la cantidad de invitados, al igual que aumentar la iluminación con luces led, velas y candelabros, etc.

 3. La luz será una moneda de dos caras, porque aun habiendo menos horas para disfrutarla, muchos fotógrafos estarán súper ilusionados de poder trabajar con ella ya que, el sol incide en un ángulo menor que durante el verano, dando como resultado fotos más bonitas, y eso sin contar con el efecto del agua o la nieve si el tiempo no acompaña. Los meses de invierno aportan una luz especial y perfecta para unas fotografías únicas.Imagen

4. Aprovecha la oferta gastronómica de la temporada y sal del típico menú de bodas: carnes de caza o pescados al horno, cremas calentitas, calabaza, patata… Platos llenos de sabor y también de color.

 Nuestro amor por las mesas temáticas sigue latente a bajas temperaturas, y no podemos perder la ocasión de sugeriros crear un rincón de cafés y chocolates, donde calentaros y recuperar fuerzas tras horas de bailoteo, disfrutando de una buena taza de tu mejor combinación y unos buenos churros.

Imagen

O si lo prefieres puedes incluso crear un pequeño puesto de deliciosas castañas asadas en cucuruchos o aprovechar las chimeneas de tu espacio, que ahora sí podrán estar en marcha. Eso sí, aprovecha para ofrecer pañuelitos húmedos para que tus invitados puedan retirar el hollín de las manos.

Imagen

5. En cuanto a la decoración, nada mejor que decantarte por accesorios y toques navideños para darle ese aire familiar y cálido al ambiente. Además puedes pensar en regalos diferentes para tus invitados y que realmente les sean útiles durante el evento, como mantitas o pashminas gruesas de colores suaves, que luego podrán tener en sus hogares.

ImagenImagen

6. Y por fin el vestido de novia: si ya de por sí los vestidos suelen ser bastante opulentos y por tanto abrigados, no está de más aprovechar la temporada para abrigar las partes más desprotegidas como la espalda, los brazos y el cuello. Puedes optar por un vestido con mangas si te gustan los cortes clásicos o con mangas ilusión, de tul trasparente que se pueden retirar a lo largo del día.

 7. Si te decantas por los complementos puedes elegir entre boleros de piel muy abrigados y elegantes (aunque por filosofía aconsejamos los sintéticos), y por desgracia tendremos que dejar de lado el velo largo pues se estropearía con el agua y la nieve. Aun así una diadema de joyería, tocados románticos o velos vintage cortos quedarán igual de impresionantes y mucho más cómodos.

Imagen

Esperamos con este post haber derribado todas las excusas que pudieran frenar tu idea de una boda invernal, así que siéntete libre y sin miedos sabiendo que será sin duda un día inolvidable.

Anuncios