DIY: marcadores de sitio en acuarela

Un detalle que muchas veces es pasado por alto, y que sin embargo es una magnífica oportunidad para tener un detalle con vuestros invitados que luego podrán llevarse a casa: los marcadores de sitio.

Generalmente hechos de papel, también pueden encontrarse de madera, tela u objetos rotulados o serigrafiados. Pueden llegar a constituir una verdadera pieza artística y, al llevar el nombre de cada invitado no es raro que muchos quieran mantenerlo como recuerdo.

La técnica que vamos a mostrar paso a paso está hecha con acuarelas y cartulina gruesa, con lo que cada tarjeta tnedrá un fondo único e irrepetible.

ImagenAdemás, aunque la idea primaria es mostrárosla para inspiraros en la creación de vuestros marcadores de sitio, también es perfecta para invitaciones, tarjetas postales o felicitaciones navideñas.

MATERIALES:

  • Tarjetas de cartulina gruesa (para que el agua no traspase)tamaño 9×15 cm
  • Paleta de acuarelas
  • Botecitos de pintura acrílica (de la misma gama de colores que las acuarelas)
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cepillo de dientes viejo
  • Brochas de distintos tamaños y anchuras
  • 1 cuenco con agua
  • 1 rollo de cinta adhesiva para pintar (asi al quitarla no estropeará la cartulina)

PASO 1

Pon una línea de cinta adhesiva en el lugar de las tarjetas donde quieras que vaya el nombre del invitado, dejando 1cm a cada lado de margen sin pegar. Asegúrate de que la cinta quede bien pegada al papel para que el agua no se cuele por los bordes.

ImagenPASO 2Con una brocha gruesa comienza a pintar la base de tu tarjeta en los colores que desees. Una vez hecho, seca suavemente la superficie con un pañuelo de papel para evitar que el exceso de agua arrugue la cartulina.

PASO 3

Lo mejor es combinar entre 2-4 colores por tarjeta para no saturar de tinta la cartulina. Recuerda que no hay una forma incorrecta de hacerlo, ya que cada una será diferente así que relájate y déjate llevar por tu inspiración. Juega a mezclar colores, tamaños, direcciones, grosores, intensidades…

ImagenPASO 4

Si tu tarjeta se satura de agua, vuelve a secar la base con un pañuelo con suavidad, o incluso espolvorea sal. Este truco no sólo absorverá el agua sobrante sino que creará espacios de color más suaves y una textura más elaborada. Cuando la tarjeta esté seca recuerda retirar los grumos de sal con el cepillo de dientes.

El cepillo de dientes también lo puedes aprovechar para salpigar gotas de pintura acrílica aleatoriamente y mejorar la textura.

ImagenPASO 5

Cuando esté completamente seco, retira la cinta adhesiva con mucho cuidado para no levantar el papel ni la pintura. Si las tarjetas han quedado algo rugosas, déjalas bajo una superficie pesada durante toda la noche para aplanarlas.

ImagenPASO 6

Dobla las tarjetas por la mitad para que puedan apoyarse sobre cualquier superficie.

ImagenPASO FINAL

Utiliza rotuladores, plumas o brochas muy finas para escribir el nombre de los invitados. Si no tienes demasiada confianza en la calidad de tu caligrafía puedes pedir a alguien que te lo haga, contratar un caligrafista profesional o, mucho más fácil: imprimir los nombres en la tarjeta antes de empezar a pintarlas y usar la tipografía que más te agrade (para esto recuerda extremar el cuidado a la hora de poner y quitar la cinta adhesiva).

ImagenVOILÀ  (fuente: GWS)

Anuncios