Consejos preboda que querrás haber leído

En La Bici Roja hemos preparado una lista de detalles que agradecerás tener en cuenta para el día de tu boda, y que seguramente nadie te cuente.
Para este post nos hemos basado en uno publicado Fucci Photos en inglés, pero lo hemos traducido para que muchas más de vosotras podáis hacer uso de los consejos que dan. Y aquí vamos:

1. Los vestidos de novia dan muucho calor: a menos que te hagas un con diseño muy sencillo y vaporoso el día de tu boda sentirás bastante más calor de lo normal, ya que la mayoría de vestidos están engalanados con decenas de telas, kilos de pedrería y detalles, corsets,etc…

ImagenEste detalle puede provocarte una sudoración mayor de la usual, especialmente entre los muslos y las ingles, lo que al final del día y después de tanto roce con las telas y los bailes, te provocará irritación y rozaduras.

Para evitar estas molestias quedate con este sencillo consejo: compra un pequeño bote de polvos de talco de bebé y cubre la cara interna de tus muslos y tus ingles con ellos (luego disípalos un poco para que no se vean manchas blancas). Y sobre todo, haz esto ANTES DE PONERTE EL VESTIDO Y DESPUES DE LA DUCHA. Estos polvos ayudarán a evitar que transpires y suavizarán el roce de tu piel y la tela.

Otra idea que resulta muy práctica a la hora del banquete es colocar disimuladamente pequeños ventiladores de suelo bajo la mesa de la novia (no sin antes asegurarte de poner unos manteles largos para que no se vea).

2. Mantente hidratada: muchas wedding planners se encuentran con decenas de novias que intentan consumir la menor cantidad de liquidos antes de la ceremonia para evitar ir al baño, encajar mejor en el vestido o simplemente verse tan ocupadas y estresadas que se les olvida hidratarse. Desgraciadamente la combinación de 0 liquido+ vestidos que dan mucho calor pueden provocar en poco tiempo un cuadro de deshidratación y desmayos.ImagenPara evitar esto, asegúrate de beber bastante antes de la ceremonia y durante la preparación, para poder ir al baño tranquilamente antes de ponerte el vestido, y de tener a alguien que se encargue de recordarte el beber de vez en cuando aunque sea a sorbitos (Aquí va una de las responsabilidades de las damas de honor)

3. Micrófonos y altavoces: si vas a hacer una ceremonia en un lugar abierto asegurate de tener buenos micrófonos (preferiblemente sin cables) y altavoces distribuidos por todo el lugar para evitar que como suele ocurrir, sólo las 3-4 primeras filas puedan seguir la ceremonia y los demás se la pasen preguntándose que está ocurriendo en cada momento. Si no puedes conseguirlos, es interesante que tanto tú como el novio hagáis meses antes ejercicios de proyección de voz y articulación, para ser oídos de la forma más alta y clara posible.

Imagen4. Tonifica tu espalda y brazos: cuando te vas a casar una de tus mayores preocupaciones es no solo entrar en el vestido, sino tonificar y embellecer aquellas pocas zonas que se van a ver, en este caso brazos y espalda son las más comunes. Desafortunadamente, no muchas de ellas tienen el tiempo y el dinero para meterse a un gimnasio meses antes para prepararse, pore so es muy importante tener claros cuáles son tus objetivos, tu tiempo límite, y cómo sacarle el máximo partido al poco tiempo que puedas dedicarle al ejercico.

Aquí os dejo unos cuantos links con los que podréis ejercitaros en casa de forma sencilla, efectiva, y sobre todo a vuestro ritmo y gratis!!.

Os aconsejo que antes de poneros a ello compréis botellas de agua de varios tamaños y las llenéis de arena, tierra o lo que tengáis más a mano para usarlas como pesas.

5. La Tortuga: tanto el novio como la novia suelen estar preocupados por que en las fotos se les vea lo que se conoce como el “efecto doble barbilla”, vamos, que se vea la papada y arruine la foto. Para evitar este efecto podemos usar una técnica de pose llamada ”la Tortuga”, que consiste en líneas generales en estirar sutilmente el cuello hacia arriba y hacia delante.

En este vídeo lo veréis explicado con todo detalle para practicarlo en casa:

6. Prepara un kit de primeros auxilios de bodas: este estará compuesto por todo aquello que puedas o creas necesitar durante el gran día. Aquí va una lista de los esenciales que seguro os vendrá de maravilla.

Imagen

  • Tijeras y pinzas de depilar ( para algún pelillo e hilos rebeldes)
  • Un pequeño kit de costura con hilos de colores del vestido, botoncitos, aguja, dedal, cinta para pegar dobladillos…Imagen
  • Distintos tipos y tamaños de tiritas, vendas para ampollas y rozaduras, y crema hidratante y para dolor muscular.
  •  Caramelitos: de sabores par alas bajadas de azúcar, y de menta para mantener el aliento fresco (evita los chicles porque dan una mala imagen, y además provocan que te inflames al tragar aire).Imagen
  • Pañuelos, toallitas húmedas y unos pares de tampones (nunca se sabe si la novia o alguna invitada los puede necesitar).
  • Clips del pelo: tanto para mechones rebeldes como para muchos otros usos en los que necesites anclar algo rápidamente sin destrozar la tela.Imagen
  • Spray de pelo, brillo de labio-cacao, rímel a prueba de agua, gomas de pelo, cepillo, plancha y rizador, desodorante, un botecito de tu perfume favorito, corrector de imperfecciones y esmalte translúcido.Imagen
  • Aspirinas, paracetamol, valerianas, antiácidos y gotas de colirio para los ojos.
  • Aperitivos, galletitas y aguas carbonatadas como Gatorade, Vitamin Water, Aquarius…Imagen
  • Un paraguas para nubarrones inesperados, una pashmina Blanca por si se levanta algo de frío y un abanico para refrescarte.Imagen
  • Un par de zapatos alternativos, preferiblemente planos o que hayas usado antes y con los que te sientas verdaderamente cómoda. Ah! Y un par extra de medias, que siempre se acaban rompiendo.ImagenAhora sólo queda olvidarte de todo, enfundarte tu mejor sonrisa y disfrutar de uno de los mejores días de tu vida. Y recuerda que si algo sale mal (que saldrá), con el tiempo se convertirá en una gran anécdota que contar a tus amigos.
Anuncios