Catering para eventos: Finger Food

Bocaditos, sándwiches, aperitivos, mini brochetas….en resumen, cientos de tipos de comida presentes en un evento estilo cocktail y conocidas como FINGER FOOD.

Es sencillamente la típica comida de picoteo, (nada novedoso para los españoles) y  que puede comerse con la mano, sin necesidad de cubiertos ni mesas para los invitados.

ImagenAquí os dejo una imagen muy ingeniosa e ilustrativa para crear nuestras propias delicias

Estas pequeñas piezas culinarias pueden variar muchísimo de un evento a otro en cuanto a su calidad, sus ingredientes, la forma de degustarlo…pero después de asistir y estudiar muchos de ellos he resumido algunos puntos que son importantes a tener en cuenta.

1. Los FINGER FOOD deben ser prácticos: el primer y mas fácilmente apreciable aspecto al que llegamos cuando asistimos a un evento como éste, es que los camareros pasan uno detrás de otro, las degustaciones son pequeñas y la curiosidad unida al creciente apetito hace que los invitados comiencen a probar uno tras otro…hasta que surge el gran dilema. Dónde leches dejo los cacharritos/vasitos/cucharitas/ cuencos/ palillos/tenedores??

ImagenY es que para mí un aspecto fundamental en el servicio del finger food debe ser la practicidad. Si se ha de comer que sea por entero, que se utilicen sus propios ingredientes, sus texturas y cortes, su forma de ser cocinados para que no se destrocen al cogerlos o morderlos, y no haga falta usar cientos de utensilios para servirlos, y que luego uno no sabe ni donde poner.

Imagen2. Los FINGER FOOD deben jugar con el gusto pero también con la vista: damos cuenta muchas veces de cómo nos decantamos por probar unas cosas y no otras por el aspecto que tienen, el cual desgraciadamente no siempre se corresponde con su verdadero sabor. Por ello es importante intentar que el finger food de alguna manera se vea apetitoso, por muy sencillo o usual que resulte, y que sobre todo permita ver claramente de qué está compuesto para dejar que nuestra vista nos adelante la idea de su posible sabor.

Imagen3. Los FINGER FOOD deben tener un tamaño adecuado: ni muy grande ni diminuto. Lo suficiente para degustarlo de uno o máximo dos mordiscos, y como digo antes, estructurándolo de manera que no se desmenuce en las manos y acabemos con el vestido hecho un estropicio.

Imagen4. Los FINGER FOOD no tienen porqué ser todos iguales: sin embargo sí deben tener una coherencia, dar a entender que aunque en distintas presentaciones su contenido es el mismo y las cantidades son equitativas.

Imagen5. Los FINGER FOOD deben comerse tan pronto como sean cocinados: siempre que esto sea posible, por ello hay que optar por alimentos frescos, fáciles de preparar o cocinar e intentar que haya una buena rotación entre la cocina y los camareros para que los aperitivos no pierdan su temperatura ni su consistencia ideal. En este apartado por razones lógicas, se obvian todo tipo de pastas, brioches, panes o soportes que necesiten cocinarse y reposar con antelación.

Imagen6. Los FINGER FOOD no avisan, los camareros sí: si vas a servir algún finger food especial o que crees que puede sorprender negativamente a alguno de los invitados, házselo saber al servicio para que éstos avisen de su “carácter especial” a los comensales antes de que los prueben. Por ejemplo si sirves algún aperitivo con salsas picantes, con especias fuertes, partes de animales poco conocidas o  a temperatura muy caliente.

Imagen7. Por último pero no menos importante: disfruta de la comida, prueba y experimenta, y sobre todo organiza un menú capaz de hacer que hasta el más ceremonioso de tus invitados acabe RECHUPETEANDOSE LOS FINGERS!!!

Anuncios